25 may. 2012

Eurolandia y los euro estúpidos y sus primos yanquis


Empezaré definiendo el concepto de estupidez y super estupidez. “Estúpido”: cualidad del individuo que causa daño o prejuicio a otro sin obtener ningún beneficio. Super estúpido cualidad del individuo que causa daño a otro y se causa daño a él mismo sin obtener ningún beneficio. Estos dos conceptos son fundamentales para entender la situación en la que nos encontramos en Europa actualmente.
En los años precedentes a la crisis con la aparición del euro el BCE proporcionó una cantidad ingente de crédito barato al sistema financiero de toda Europa (también a los gobiernos) y dicho sistema financiero inundó la economía de crédito sin importar el uso o abuso que se hiciera de él.

Tipos de interés del BCE.

Se financiaron infraestructuras inútiles y sin sentido (en España somos campeones del mundo en ese tema). Líneas de ave sin pasajeros, aeropuertos sin aviones y un largo etc. Pero ese no fue el único error ni tan siquiera el más grande. El exceso de crédito barato y fácil de conseguir, hinchó una burbuja inmobiliaria descomunal (caso español e irlandés)[1].
Subida de precios de la vivienda por países. Extraído de "El hombre que vendió su casa por un tulipán".

El caso es que la economía iba viento en popa a toda vela o eso nos parecía. En aquellos tiempos España e Irlanda respetaron los tratados de estabilidad financiera desde 1998 a 2008 incluso registraron superávit. No se puede decir lo mismo de Francia y Alemania. Debido a que la gente tenía trabajo el nivel de vida subió y muchos creyeron que eso duraría para siempre y no sé en el resto de Europa pero en España empezamos a gastar como si no hubiera mañana muchas veces tirando de crédito que prácticamente no tenías ni que pedirlo, ya que te lo ofrecían en cada esquina te enviaban propaganda por correo etc. Bien, que os voy a contar, lo vivisteis vosotros mismos.
Balances por cuenta corriente de Alemania y los GIPSI (Grecia, Italia, Portugal, etc). Extraído del blog de Paul Krugman.

Pero en la otra punta del mundo se pinchó otra burbuja la de las suprimes o hipotecas basura. No me extenderé mucho explicando en qué consiste sólo daré algunos apuntes en tono irónico. Básicamente consistió en lo siguiente: había una vez en Alabama  un  negro sentado en un banco en la calle. Y vino un señor muy bien vestido y le dijo que tenía una vivienda maravillosa para él y que podía comprarla. Cuándo nuestro amigo escuchó esto se puso a reír i le contestó que no tenía como pagarla pues no tenía trabajo ni tampoco ingresos. A eso nuestro hábil vendedor contestó que no importaba que el conocía un banquero muy amable que le daría una hipoteca y que el tan sólo tenía que firmar. Nuestro amigo pensó que debían estar locos pero accedió pues no tenia nada que perder. Pero llego el primer pago de la hipoteca al que no podía hacer frente así que apenado se dirigió al banco y solicitó hablar con ese banquero tan amable. Éste le recibió y tras escuchar su problema sonrío y le dijo que como su vivienda valía un 30% más de lo que él había pagado le ampliaría la hipoteca para que pudiera hacer frente a los pagos y le prestó un poco más para que se comprara un coche y se fuera de vacaciones. Ésto se repitió varias veces mientras los precios de la vivienda subían.
Alguien puede pensar que el banco se había vuelto loco, pero no, porque por encima de él tenía unos señores, “muy majos” llamados Lehman Brothers, Bear Stearns, Merrill Lynch y otros bancos de inversión que compraban estas hipotecas, las juntaban con otras menos malas, las titularizaban, conseguían una calificación “AAA” de las agencias de rating, ¿os suenan de algo ? Entonces le buscaron un nombre bonito y lo vendieron a los inversores nacionales e internacionales que no tenían ni puñetera idea de que estaban comprando pero oye sonaba bien y subía de precio. Por desgracia todos sabemos como termina la historia.


[1] El hombre que cambió su casa por un tulipán, Fernando Trias de Bes, Ediciones Temas de Hoy, 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario